Jams en la noche bogotana

De esas sesiones de jam, crecerían interesados y entusiastas como Efraín Zagarra y Mauricio Jaramillo (q.e.p.d), quienes a la vez que hicieron relevos generacionales en la entrada a la plazoleta del Museo de Arte Religioso en la Biblioteca Luis Ángel Arango a comienzos de los noventa inspiraron a la generación subsiguiente que les veía en el palco, en las escalinatas o delante de aquellos trailers de Colcultura que rodaban por la periferia o se establecían momentáneamente en la Estación dela Sabana en Bogotá Allí estuvieron muy atentos agrupaciones como Abracadabra (con Natalie Gampert y Alexei Restrepo) y MC2 (con Mario Fajardo, el ‘Chiqui’ y Abraham Huertas) hasta Séptima Especie (con Paul VottelerWilliam Rojas y Alberto García), esta última,  una revolucionaria agrupación de vanguardia que había adherido a los conceptos de improvisación del no tan conocido al inicio de la década pasada, el señor Steve Coleman

 La más reciente oleada de estas experiencias colectivas, que son el pulso de las calidades musicales de los jazzistas locales, inició hace cuatro años de la mano del bajista Juan Pablo Balcázar y aunque provino de una experiencia académica necesaria, pronto salieron a los espacios sociales dela Bogotá nocturna: primero en un sitio cercano a laUniversidad Javeriana llamada De Local y luego en el recién inaugurado bar El AnónimoEsas noches y esos locales vieron pasar al pianista argentino Ernesto Jodos, al colombiano Samuel Torres, y mientras se dio el proceso migratorio hacia el bar La Tea, llegaron también Edmar CastañedaFrancisco ‘Pacho’ DávilaNico Mainholt y el dúo Koko de piano y vibráfono deTaiko Saito, entre muchísimos otros nombres de gran nivel y proyección internacional.

 

Las jam sessions propuestas por la Fundación La Zebra Azul en el bar La Tea son actualmente una colectividad entre público e invitados que se encuentran semanalmente. Por allí se ha paseado, entre otros, Armando GolaOscar Stagnaro,Iñaki SandovalAntonio Arnedo y Pepi Taveira, sin dejar de mencionar los jazzistas locales y más jóvenes, que realmente son la esencia de los eventos y mantienen vigente su espíritu original. Su esencia está tan ligada a aquello que fueron las rent parties que uno sencillamente deja de ir alguno de estos martes y le queda sensación de vacío, porque sabe que se está perdiendo de algo único e irrepetible: el cálido encuentro de la experiencia con lo novedoso y desconocido, que en jazz –intentamos proponerlo- surge en lo improvisado de la jam session.

 

***


JazzColombia.com es una marca de La Fundación La Zebra Azul © 2009. Todos los contenidos, imágenes y audio son propiedad de La Fundación La Zebra Azul,  han sido cedidos por sus autores, o su reproducción ha sido autorizada. Está prohibida la copia o uso indebido de este material, sin previa autorización de los autores. 

Bandvista.com :: Band Website Design Builder