Roadie, cargacable o músico

 

Es un mal propagado en nuestra escena en ciernes. Salvo muy contados casos, uno suele ver a un grupo de muchachos que llegan en facha deroadie por la puerta trasera de algún local o de un teatro (o por la delantera, en su defecto), cargando instrumentos musicales en sus fundas respectivas y otra serie de adminículos como bases y amplificadores y uno que cree que se trata de una tropa de generosos ayudantes, pero cuando empieza el espectáculo se da uno cuenta de que los músicos son los mismos tipos con los que antes se topo en tan incómodo ritual de carga.

 

 

Esto no es vergonzoso y además esa no es, por supuesto, la crítica en cuestión, ya que también es muy sabido que sólo algunos pocos músicos en este u otros géneros, muy bien pagos, son capaces a su vez de generar otros empleos como el de roadie (que aquí denominamos sin desprecio el ‘cargacables’) y que fue una figura popular y recurrente aún a comienzo de los años noventa, cuando un músico tenía hasta tres trabajos en tres diferentes sitios en una misma noche.

 

Lo vergonzoso sin duda es no llevar una prenda especial, liviana, limpia y bien planchada, entre los pesados enseres y que jamás se usa sino es en el evento especial: el concierto. La confusión entre la ropa de “entrecasa” que ahora casi siempre es la misma “de calle”, es inadmisible entre artistas y particularmente, entre los músicos locales de jazz.

 

***


JazzColombia.com es una marca de La Fundación La Zebra Azul © 2009. Todos los contenidos, imágenes y audio son propiedad de La Fundación La Zebra Azul,  han sido cedidos por sus autores, o su reproducción ha sido autorizada. Está prohibida la copia o uso indebido de este material, sin previa autorización de los autores. 

Bandvista.com :: Band Website Design Builder